top of page
  • Alex Onea

Sigue a Helios Horizon en su viaje hacia las alturas de la aviación eléctrica

Imagina volar alto sobre las nubes en una aeronave elegante y silenciosa, impulsada completamente por electricidad. Esa es la visión ambiciosa que impulsa a Helios Horizon, una start-up pionera con sede en Estados Unidos. Están en un emocionante viaje para revolucionar la aviación, empujando los límites de lo que los aviones eléctricos pueden lograr. Con la mirada puesta en altitudes de hasta 44,000 pies, Helios Horizon está demostrando que el futuro del vuelo no solo es ecológico, sino también increíblemente elevado. Únete a nosotros mientras exploramos cómo este equipo innovador está llevando la aviación eléctrica a nuevas alturas y preparando el escenario para un futuro sin emisiones en los cielos.



Como todos sabemos, el futuro se dirige hacia la creación de cada vez más vehículos eléctricos. Desde autos, bicicletas y barcos hasta aviones, esta evolución está en expansión. En el caso de los aviones, el progreso se ha visto significativamente ralentizado por la corta autonomía y el desafío de controlar el calentamiento de las baterías. Esta vez, el equipo de Helios Horizon ha logrado mejoras en esta tecnología, llevando a cabo vuelos de prueba con un impacto verdaderamente positivo.


Recientes vuelos de prueba cerca de Bishop, California, vieron a la aeronave alcanzar altitudes de 17,500 a 24,000 pies, utilizando solo el 60% de su capacidad de batería. El equipo de Helios Horizon, con veteranos de proyectos como Perlan de Airbus, Solar Stratos y Solar Impulse, tiene como objetivo alcanzar los 44,000 pies para principios de 2026.


El principal desafío técnico es el control térmico del sistema de propulsión, crucial a grandes altitudes debido a los niveles reducidos de oxígeno. El fundador y piloto de pruebas principal, Miguel Iturmendi, destaca que el manejo de la temperatura es un problema significativo para las aeronaves eléctricas, especialmente para los vehículos eVTOL durante las transiciones críticas de vuelo.


Hasta ahora financiado por donantes privados y fundaciones, Helios Horizon está buscando patrocinio corporativo para realizar más pruebas de vuelo, pero no tiene planes de comercializar la tecnología. Iturmendi considera este proyecto como una demostración tecnológica para mostrar las posibilidades en alcance y resistencia de los aviones eléctricos.


La aeronave Taurus convertida, con un peso de 500 kilogramos, ya ha demostrado la capacidad de volar cuatro veces más alto que el modelo estándar. Los vuelos futuros podrían alcanzar velocidades de 90 a 100 nudos, rivalizando con los motores de combustión pero sin emisiones y con menores necesidades de mantenimiento. Con los avances en tecnología de baterías, la aeronave podría potencialmente volar durante seis a siete horas, cubriendo un rango de hasta 700 millas náuticas.


TLas baterías personalizadas de la empresa utilizan materiales de proveedores en China, Corea del Sur, Alemania y Estados Unidos. La configuración actual incluye tres conjuntos de bolsas de polímero de litio-ion, con planes para aumentar su capacidad. Para vuelos a gran altitud, Iturmendi ha desarrollado un traje parcial de presión, probado por la Universidad de Dakota del Norte, para garantizar la seguridad en la aeronave no presurizada. Iturmendi espera que los logros de Helios Horizon inspiren a la industria aeroespacial a perseguir soluciones de vuelo de emisión cero. Si un equipo pequeño puede lograr tales hazañas con aviones eléctricos, plantea la pregunta de qué podrían lograr los fabricantes más grandes.


En conclusión, volar de manera silenciosa y limpia forma parte de un movimiento sostenible. Helios Horizon está convirtiendo esta visión en realidad. Mientras alcanzan nuevas alturas, aplaudámoslos y anticipemos un futuro donde los aviones eléctricos nos impulsen a mayores alturas que nunca antes.


Fuente > ainonline.com

bottom of page